PIDESVI Luribay-Yaco

PROGRAMA INTEGRAL DE DESARROLLO DE LOS VALLES INTERANDINOS

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

03.pdiviLa gestión 2015 se constituyó la primera gestión de trabajo del Programa de Desarrollo Integral de los Valles Interandinos (PIDESVI), en los municipios de Luribay y Yaco; lo que advirtió un proceso de conocimiento del nuevo contexto social, económico y ecológico.

El PIDESVI, inició el desarrollo de los proyectos, primero fortaleciendo el liderazgo y organización en las comunidades, transfiriendo capacidades administrativas a las personas designadas como responsables de los proyectos.

Buscando el fortalecimiento y sostenibilidad de los proyectos en sus diferentes niveles, apoyando a proyectos integrales de desarrollo económico y social, enfocados principalmente en fortalecer las organizaciones y el asegurar la sostenibilidad de los proyectos ejecutados en la gestión.

Las acciones fueron desarrolladas junto a los actores sociales e institucionales “las redes” en los Municipios de Luribay y Yaco, que han sido los principales responsables en la atención de las necesidades, logrando de esa manera la respuesta a sus necesidades comunales desde su propia realidad y contexto sociocultural, para esto, se ha fortalecido su estructura organizativa local y sus capacidades personales, con el objetivo de que sean protagonistas de su desarrollo.

Acompañado de acciones integrales, alianzas con autoridades locales y gobiernos municipales, se busca que todas las personas y comunidades tengan las mismas oportunidades para mejorar sus condiciones de vida, incentivando y promoviendo en las comunidades el desarrollo integral, fundamentado en sus iniciativas y protagonismo.

El respeto a los derechos humanos, es una de las finalidades principales que persigue el programa, donde todos tengan las mismas posibilidades de acceso y calidad en servicios de salud, saneamiento básico y educación; así como adecuadas condiciones en la participación de flujos económicos locales, que permitan la generación de ingresos económicos para las familias. Lo que el programa busca con sus acciones, es el reconocimiento de las condiciones y características específicas de cada persona, familia o grupo (género, clase, edad, religión), buscando justicia social para todos.

En este año fue importante el protagonismo de las autoridades comunales, cantonales y de la misma población, llevando adelante los procesos. La coordinación de los Gobiernos Municipales con la población, se hace más evidente, mejorando también así el control social hacia sus autoridades.

La estrategia de desarrollo basada en la participación y responsabilidad comunitaria, permitirá fortalecer en la comunidad experiencias y capacidades en la gestión y administración de proyectos, también un mayor compromiso en el cuidado y mantenimiento de sistemas e infraestructuras instaladas, en el marco de una sostenibilidad local. En este sentido se realizaron actividades para garantizar la sostenibilidad de los proyectos, con un continuo seguimiento a la instalación de estos.

El Programa con sus distintos proyectos, fortaleció los derechos humanos y ciudadanía, desde la perspectiva de equidad de género y generacional, buscando la no discriminación social en el acceso al desarrollo integral, de hombres, mujeres, niños, niñas y personas de la tercera edad; por otro lado se ha enfatizado en el desarrollo de competencias cognitivas, procedimentales y actitudes, que permiten el ejercicio de derechos y una ciudadanía plena.

En el aspecto medioambiental, aún continúa siendo un desafío; el sensibilizar a autoridades y población, sobre prácticas conservacionistas como la forestación o el manejo de residuos sólidos, las cuales esperamos se conviertan en políticas municipales, para su continuidad en próximas gestiones.